¿Qué es la vejiga hiperactiva y cuál es su causa?

6 Mar 2018
administrador
122
0

Es una afección del almacenamiento de orina en la vejiga que causa una urgencia repentina al orinar.  No es parte del envejecimiento como se creía. Ocurre cuando el músculo de la vejiga se contrae de manera involuntaria, aunque haya poca orina, actualmente en la mayoría de los casos la causa se desconoce.

¿Qué tan frecuente es y por qué es importante tratarlo?

Su prevalencia es alrededor del 16% tanto en mujeres como hombres, uno de cada 6 adultos puede padecerlo. Las molestias pueden interrumpir la jornada de trabajo, interacción social y las actividades diarias. Al empeorar la calidad de vida, causa estrés emocional, depresión y trastornos del sueño.

¿Quiénes son más propensos a tener vejiga hiperactiva?

Hay ciertas condiciones que contribuyen como:

  • enfermedades neurológicas (enfermedad de Parkinson, enfermedad cerebrovascular y sclerosis multiple)
  • alta producción de orina con pobre función renal o diabetes
  • infecciones de la vía urinaria
  • tumores o cálculos en la vejiga
  • obstrucción de la salida de orina (por agrandamiento de la próstata)
  • estreñimiento
  • consumo excesivo de alcohol, té y café

¿Cuáles son los síntomas?

  • Sensación urgente de orinar difícil de controlar
  • Salida involuntaria de orina luego de sentir esta urgencia de orinar (incontinencia de urgencia)
  • Mayor frecuencia de orinar (más de 8 veces en 24 horas)
  • Despertarse más de 2 veces en la noche a orinar (nicturia).

¿Cuáles estudios se deben realizar?

Se debe descartar infección de la vía urinaria y tumor en la vejiga por lo que se realiza el examen general de orina para evaluar presencia de sangre y un cultivo de orina.

Entre los estudios especiales están: la uroflujometría que mide la velocidad al orinar y la cantidad que queda en la vejiga luego de orinar (residuo postmiccional) y la urodinamia que registra estas contracciones involuntarias del músculo de la vejiga al llenarse lentamente (sobreactividad del detrusor).

Se recomienda perder peso si es obeso, usar toallas sanitarias absorbentes, aumentar la fibra en la dieta y evitar comer chocolate, picante, alcohol, cafeína, bebidas carbonatadas y nueces.

El tratamiento con medicamentos farmacológicos comprende el uso de antimuscarínicos y adrenérgicos B3. Si no tolera los efectos adversos de estos medicamentos, se inyecta toxina botulínica en la vejiga bloqueando las señales nerviosas hasta por 9 meses o insertando un dispositivo de neuromodulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *