No se nace con la capacidad de producirlo

20 Nov 2018
administrador
59
0

El semen es un líquido viscoso y blanquecino constituido por las secreciones de las glándulas bulbouretrales, uretrales, de la vesícula seminal y la próstata, combinado con los espermatozoides, pero la capacidad de producirlo se desarrolla cuando comienza la pubertad.

Es en esta etapa de la vida cuando el semen empieza a fabricarse en unos pequeños vasos dentro de los testículos que se conocen como túbulos seminíferos.

Cuando se producen los espermatozoides, estos empiezan a madurar en el epidídimo, un tubo estrecho y alargado situado en la parte posterior del testículo, y el conducto deferente. Desde allí pasan a la uretra.

Este líquido es expulsado a través del pene durante la eyaculación, pero su libración se estimula por una creciente excitación sexual que ocurre en el preámbulo, y se ve reforzada por la fricción del glande del pene, donde menos de 10% del volumen corresponde a los espermatozoides y más de 90% al líquido seminal.

La densidad normal de los espermatozoides en el semen varía de 50 a 150 millones por mililitro, por lo que cada eyaculación contiene entre 20 a 150 millones por milímetro cúbico, y para que se produzca la fecundación del óvulo, el semen debe contener más de 20.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *